Envejecimiento activo, por Lydia Escribano, Periodista

Envejecimiento activo, por Lydia Escribano, Periodista

El progresivo y rápido envejecimiento de la población al que venimos asistiendo en las últimas décadas (España será el país de la UE con mayor porcentaje de personas mayores de 60 años) plantea, entre otras, una importante reflexión relacionada con el mundo laboral: la de no desaprovechar el valor añadido y el potencial que aporta el colectivo de profesionales con más de 40 años, formados y con experiencia, que por diversos motivos están siendo excluidos y ninguneados en el mercado laboral.

En 1990, la Organización Mundial de la Salud acuñó el concepto de envejecimiento activo como el proceso de optimización de oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida y las oportunidades a medida que las personas envejecen. Sin duda, esta idea debe concebirse no solo como una exigencia de que las personas de 40, 50 y 60 años permanezcan activas laboralmente, sino de que la sociedad no prescinda de sus contribuciones en instancias sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas. Sus aportaciones resultan fundamentales para desarrollar plenamente una economía social de mercado en la que todos podamos vivir dignamente aunando talento y experiencia de todos los sectores de la población.

La Asociación plus40net representa un buen ejemplo del mencionado planteamiento. Nuestra entidad participa en proyectos con objetivos similares a los propuestos por la UE para conseguir entender y aprender mutuamente, desarrollar colaboraciones, llevar a cabo evaluaciones comparativas, compartir las buenas prácticas y difundir el buen hacer de todos de forma global.

A través de estos proyectos, en plus40net nos hemos propuesto seguir prestando apoyo permanente a los profesionales que quieran avanzar hacia la excelencia en sus trayectorias laborales. Y una de las fórmulas para conseguirlo es la del aprendizaje y reciclaje continuado en consonancia con las demandas del mercado laboral de modo que nuestro talento sea una herramienta estratégica a aplicar en cada situación profesional que se nos presente.

Autor: Lydia Escribano

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Invisible)
   Web: (Conhttp://)
* Comentario:
Escibe el codigo