EL VERDADERO VALOR DEL MAYOR DE 40 AÑOS

EL VERDADERO VALOR DEL MAYOR DE 40 AÑOS

Hay una fábula, que se llama “el verdadero valor del anillo”, en esta fábula un discípulo de un sabio y experimentado monje que estaba triste porque le decían que no servía para nada, se lo comentó al maestro a lo que este le pide que lleve un anillo al mercadillo y lo intente vender para pagar una deuda; pero no puede venderlo por menos de 1 moneda de oro. El joven intenta venderlo a los dueños de los puestos, pero ninguno le ofrece una cantidad que se aproxime a lo que le había dicho el monje.

Apesadumbrado, el discípulo le dijo al maestro que era incapaz de vender el anillo, el monje le contestó que ahora, debía ir al joyero del pueblo y preguntar el precio, pero no podía venderlo independientemente del precio que le dijeran. Cuando el discípulo fue a ver al joyero del pueblo, éste después de observar el anillo, le ofreció 58 monedas de oro; corriendo el discípulo volvió y se lo comentó al maestro, a lo que este le contestó “las personas son como el anillo y sólo pueden evaluarlas un verdadero experto”.

Por lo tanto, cuando los mayores de 40 años no encuentran trabajo, ¿por qué los profesionales que dirigen los departamentos de recursos humanos, no ven el verdadero valor del mayor de 40?

Yo quisiera hacer un ejercicio de objetividad para poder entender este problema. Podríamos analizar muchas variables, por ejemplo:

- El ROI o retorno de la inversión de una compañía. Un empleador es alguien que va a invertir en un profesional para obtener un dividendo. Un profesional mayor de 40 años, aprende mejor el know how de la nueva compañía a la que pretende incorporarse, porque tiene experiencia de otras.

- Activos profesionales. Dicen que son la adaptabilidad, la capacidad de aprender y de reaccionar a los cambios. Cuando un profesional tiene una carrera dilatada, ha tenido obligatoriamente que adaptarse a diferentes sectores, aprender los nuevos sectores y a su vez la innovación en los mismos y ha tenido que reinventarse y aportar soluciones personales o profesionales a los cambios.

- Desarrollo del talento. Algunos conferenciantes/inversores dicen que “las personas mayores de cuarenta y cinco años están muertas en cuanto a nuevas ideas”. Sin embargo, nosotros como especialistas en el desarrollo de talento mediante la inteligencia emocional, sabemos que el talento se desarrolla el aprendizaje, por lo que la experiencia nos ayuda a desarrollar el talento y aportarlo a la compañía donde se trabaje.

- Productividad y clima laboral. Una de las grandes preocupaciones de las compañías es el buen clima laboral. Los mayores de 40 cuentan con madurez, responsabilidad, seriedad y control emocional; lo que permite mejorar el rendimiento y clima laboral. 

- Compromiso y estabilidad. Cuando un profesional está formado y desarrolla su profesión durante tiempo en la misma empresa, su rendimiento es mayor. Los mayores de 40 años tienen cargas familiares, por lo que pretender aportar estabilidad a la empresa y por lo tanto a ellos mismos.

Quizás exista un estereotipo, que los profesionales jóvenes aceptan menos remuneración, hacen más horas extras, son más flexibles, son más innovadores y eso es mejor para las compañías.

Sin embargo, si queremos buenos profesionales, ¿no sería lo correcto una remuneración acorde?; si un profesional motivado tiene que esforzarse por su compañía ¿alguien duda del compromiso del mismo?; ¿cuántas veces se pregunta a los profesionales como innovarían en su trabajo y lo harían más eficiente?; ¿la moderación, la estabilidad, el llegar a acuerdos, no es bueno para el clima laboral y productividad?; ¿los directivos de compañías consolidadas son la mayoría muy jóvenes o por el contrario son profesionales con experiencia?

En definitiva, creo que se ha perdido la valoración real de la experiencia y del valor que aporta una persona con trayectoria profesional y vital dilatada.

Nosotros desde nuestra experiencia de más 15.000 personas formadas en inteligencia emocional, podemos afirmar que las personas mayores de 40 años desarrollan su talento y su inteligencia emocional para convertirse en mejores profesionales y personas con una gran efectividad, será porque tienen una trayectoria vital de la que aprender y por lo tanto mejorar para el futuro. 


Firmado: Fernando Sánchez, Director Comercial Escuela de Inteligencia

Artículos recientes

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Invisible)
   Web: (Conhttp://)
* Comentario:
Escibe el codigo